Ignacio Barrientos y 1522 "Al transformar mis vivencias en música pude asimilarlas mejor"

Es miércoles 28 de junio de 2023 y en unas pocas horas se presentará sobre el escenario del club de jazz Tromba Pomodoro el guitarrista Ignacio Barriento Miranda, músico de 23 años, quien junto a sus grandes amigos y compañeros de música lanzará su primer disco titulado “1522”.

Actualidad 28/06/2023 Furia Jazz Furia Jazz
WhatsApp Image 2023-06-28 at 20.57.56
Ignacio Barrientos

Conocí al Nacho en septiembre del 2021, cuando recién se iniciaba Furia Jazz, en una tocada en el Jazz Corner, estaba tocando con Sebastián Acevedo en batería y Cristian Orellana en contrabajo, desde ese día le sigo la pista y he podido constatar su constante evolución. Hoy con motivo de su lanzamiento nos propusimos conocerlo un poco más y hablar de “1522”, el primer disco de su prometedora carrera. Aquí la entrevista.

La pregunta de rigor ¿Cuándo comenzaste en la música y cuáles fueron tus referencias?

Toco guitarra desde los 11 años, partí escuchando Led Zepellin y The Doors por mi viejo, por lo que mi primer gran referente fue Jimmy Page y luego Eric Clapton, que también fue una gran figura a seguir para mí. No escuché jazz hasta mis 18 años, aunque siempre me gustó mucho la improvisación. Ya desde el 2019 empecé a escuchar jazz y desde entonces John Scofield se ha vuelto mi mayor influencia. Lo escucho siempre y me inspiro mucho en su sonido. Creo que mis otros grandes referentes han sido mis maestros: Jorge Díaz, Nicolás Vera, Matías González y Claudio Rubio. Tanto por la música como por sus enseñanzas, ellos han forjado gran parte de mi identidad musical. 


¿Cómo se llama este disco y a qué se debe su nombre?

El disco se titula “1522” en honor al periodo de tiempo entre 2015 y 2022, y a mis respectivas edades en esos años; 15 y 22.  Fue un periodo que incluye un montón de cosas que me forjaron como persona. Desde la muerte de mi papá, hasta el problema con las adicciones para enfrentarla. Creo que el disco fue una especie de terapia para mí en ese sentido, me permitió darle un cierre a una etapa bien caótica de mi vida. Al transformar mis vivencias en música pude asimilarlas mejor y aceptar que todo eso ya quedó en el pasado. Perdonar a otros y a ti mismo.


¿En qué se diferencia este repertorio con el que habitualmente tocas?

La verdad no se si podría decir que se diferencia a lo que toco regularmente, porque generalmente toco este repertorio. Si bien cuando tocamos standards o temas de compositores que nos gustan con el trío, creo que siempre le damos nuestro toque personal a lo que hacemos. Dos personas nunca tocaran el mismo tema de la misma manera. Entonces en ese sentido no se diferencia tanto un set de standards como uno de temas originales quizás. 

Lo que sí se diferencia, es en la composición creo yo. Por harto rato me acomplejaba no hacer temas que fueran estrictamente “swing” ¿me explico? Sentía que tenía que tocar algo más tradicional. Después tuve una conversación con el Nico Vera, en la que me dijo que él hacía la música con la que se sentía cómodo nomas. Creo que eso me ayudó a componer sin pretensiones; o sea, por mucho que quisiera no me salía ningún tema con una onda tradicional, así que no los hice nomas. Hice la música que me nacía simplemente. Soy alguien que disfruta mucho de escuchar otros géneros; especialmente pop, y creo que eso se nota en el disco.


¿Cuál fue el principal desafío que debiste enfrentar a la hora de sacar tu primer disco?

Creo que como muchos proyectos musicales en este país, el disco fue producido y financiado de manera autogestionada. Eso debe ser uno de los obstáculos más grandes creo yo para cualquier artista emergente. El andar justo de lucas definitivamente es un desafío para cualquiera. Pero creo que más difícil que eso, es tener que hacer de todo un poco al mismo tiempo. Organizar ensayos, llamar a un fotógrafo, agendar el estudio para grabar, etc. Todo eso te consume harta energía.  Quizás el hecho de que este fue mi primer disco le agrego dificultad de que todo es nuevo. Creo que aprendí hartas cosas de gestión y producción en el proceso, por lo que para la próxima vez que me toque grabar sin duda estaré mejor preparado.


¿Cómo definirías el sonido y la banda que armaste para este trabajo?

Mucha gente me ha comentado que el disco es muy melancólico y nostálgico, y la verdad coincido con eso. No diría que es triste, si bien varias de las canciones las hice en puntos bajos de mi vida; no creo que sea un disco triste en sí. A mi parecer evoca recordar ciertos momentos desde una perspectiva de superación y aceptación. Habla de estar en paz con el pasado. Inevitablemente se escucha la angustia en partes, pero creo que es algo más esperanzador que alguna otra cosa.

Y respecto a la banda, creo que se siente que somos amigos antes que otra cosa. El Seba y el Tomy son dos de mis mejores amigos, y creo que por eso conseguimos ese fiato. Ya llevábamos aproximadamente 2 años carreteando el repertorio antes de entrar al estudio por lo que claro; había un compromiso musical. Pero lo más importante, es que estábamos en la misma sintonía. Sin esa amistad no estaría el disco, sin ellos no habría 1522. 

También destaca el sonido más rockero a ratos. Con el Seba nos gusta harto el lado más pesado y libre de la música, llevarla hasta su punto más alto. Eso definitivamente se nota en temas como Ansiedad o Recurrente Sueño.


¿Cuál es el tema que más te gustaría recomendar?

Recomendaría en verdad darse el tiempo de escuchar el disco completo y en su orden. Está enumerado así, para contar una historia y sentir la catarsis del último tema. Ahora claro si no tienen el tiempo, recomendaría “1522”. Creo que resume bien toda esa energía y vibra que tiene el disco, y todo el periodo en el que se gestó.

¡El disco ya está disponible en todas las plataformas!

Ignacio Barrientos: Guitarra y composición
Sebastián Acevedo: Batería
Tomás Fuentealba: Contrabajo
Joaquín Contreras: Saxofón

Grabado en estudios Palo Quemado por Nicolás Ríos entre el 31 de enero y el 1 de febrero de 2023. Mezclado por Nicolás Vera y masterizado por Chalo González. Diseño de portada por Seven Estudio. Fotografía de Eduardo Barrientos.


Nota escrita por Daniel Retamal

Te puede interesar