Daniel Román Rodríguez Jazz Quartet - Labio (2022): Un álbum sobre origen, presente y futuro

En Labio (2022) se vislumbra esa voluntad que hace avanzar al jazz: buscar en los orígenes el color y la identidad de este género musical que tanto amamos. Siete tracks que combinan décima, guitarra traspuesta, ritmos bluseros y jazz contemporáneo.

Actualidad 30/07/2023 Darío Fernández Darío Fernández
DanielRomanCuarteto_017
Conformación actual del cuarteto (de izq. a der.): Mario Carrillo, Naíma Acuña, Daniel Román y César Filiú. Créditos de la foto: Diego García.

Esta reseña es una deuda que se paga tarde, pero se paga. No con el autor del disco (solamente, a quien tengo anotado en mi pizarra de pendientes desde el año pasado). Sino una deuda contraída con mi propia experiencia en el campo de la poesía popular.

Cuento corto: hace algunos años conocí el complejo mundo del canto a lo pueta. Lo conocí de primera mano en los talleres del decimista y payador Ignacio Reyes, oriundo de Santiago y radicado en Fresia, una pequeña comuna al sur de Chile. Antes de eso, creía que mientras más modernas y urbanas, más libres y complejas eran las artes. Pecaba de ingenuo: ¿hay un arte más desafiante que la poesía popular del campo chileno decimonónico?

Labio (2022), de Daniel Román Rodríguez Jazz Quartet, es un libro abierto de reminiscencias al canto y la poesía popular, ensamblados en el jazz menos ortodoxo. A un costado descansa un mate y una guitarra de palo. Al otro, un saxofón mirando las luces desde un piso de Madrid. Ciudad y periferia, campo y urbanidad. Labio es “un embutido de ángel y bestia”, al decir del antipoeta Nicanor Parra, hermano de la cantora y guitarrista Violeta Parra.

LABIO1png

Labio es el debut discográfico del proyecto más reciente de Daniel Román Rodríguez, guitarrista chileno y musicólogo, residente en Madrid, España. En su trayectoria poético-musical destacan los conjuntos MECHA y Pecesquelaguarechaza, cuyo “folklore de vanguardia” oscila entre jazz, fusión, world music y raíz latinoamericana. Su actual cuarteto incursiona caminos similares pero con mayor autonomía y profundizando el epíteto “de vanguardia”.

Siete tracks de colores musicales tan diversos como la portada del disco, que atraviesan el formato de la décima y la guitarra traspuesta (a la usanza del Chile criollo de fines del siglo XIX), para moverse por ritmos bluseros y sonoridades que colindan el free jazz y lo contemporáneo.

Varios de sus tracks incorporan la voz de Daniel como componente vertebral del disco. Es el caso del tema homónimo de apertura, cuyo canto se acopla al fraseo de la guitarra y lo intercala en un coro que acerca la composición al formato de la canción.

En Décimas, Daniel hace gala del canto a lo pueta, recitando un fragmento del poema autobiográfico “Salí de mi casa un día” de Violeta Parra. La música, más contemporánea que tradicional, hace un contrapunto ideal para disfrutar de una experiencia con matices a la vez criollos y experimentales.

Música que, por lo demás, destaca con instrumentistas tan diversos como el propio disco: César Filiú, saxofonista cubano radicado en Madrid, se luce en temas como 90 y Dionisos, con solos que se entrecruzan con la guitarra libre de Daniel.

DanielRoman good pictur
Créditos de la fotografía: Diego García

En la batería, Alaín Ladrón de Guevara, también cubano de nacimiento, fluye con la caótica naturalidad de un río: su rítmica es como un largo solo de percusión que no pierde el pulso ni la soltura.  Cabe destacar que hoy, su lugar lo ocupa la aclamada baterista Naíma Acuña: inglesa de nacimiento, criada en la región de Galicia y actualmente continuadora y renovadora del cuarteto liderado por Daniel Román.

En el bajo, un jazzista excepcional de la escena española: Fernando Lamadrid, cuya versatilidad y precisión se hacen notar en temas con mayor espacio al silencio, especialmente en el caso de Land-0.

Debo detenerme con especial atención en Loncón, un tema que, a mi parecer, sintetiza la narrativa del álbum: la composición corresponde al discurso inaugural de Elisa Loncón en la Convención Constitucional iniciada en Chile en 2021, que intentó transformar por primera vez en 40 años, la Carta Magna heredada por la dictadura pinochetista. 

El extracto original de su discurso pronunciado en mapuzungún, lengua nativa del pueblo mapuche, es reproducido junto a la guitarra de Román. La guitarra habla, las palabras cantan. El experimento parece quitar el áspero velo de lo político, y hallar la belleza melódica de la palabra autóctona y valiente: pasado y presente en un mismo sitio. Origen y futuro. Una mujer mapuche dirigiéndose al país, desde el estrado de las mismas instituciones que avasallaron a su pueblo.

Creo que en Labio, del cuarteto comandado por Daniel Rodríguez, se vislumbra esa voluntad que hace avanzar al jazz: buscar en los orígenes el color y la identidad de este género musical que tanto amamos. No hace falta “sonar” como nuestros ídolos gringos. El sonido es la superficie. Lo que sostiene su originalidad es hallar la semilla de nuestras propias historias y desde ahí abrir nuevos caminos. O como dice Violeta en el tema que reinventa sus Décimas:


Salí de mi casa un día
pa’ nunca retroceder;
preciso dar a entender
que lo hice a l’amanecida.
En fuga no hay despedida,
ninguno lo sospechó,
y si alguien por mí lloró
no quise causar un mal.
Me vine a la capital
por orden de Nicanor.

Daniel Román Rodríguez se tituló de Intérprete en guitarra eléctrica de la Escuela Moderna de Música en 2004. Obtuvo los grados de Magister y Doctorado en diferentes estudios musicológicos relacionados a la raíz latinoamericana, el folclor de vanguardia y la etnomusicología, entre universidades de Chile y España. En 2018, ganó el Premio Pulsar como compositor y guitarrista del grupo MECHA por el disco “Atar y Desatar” (2017). Incursiona tanto en música como en investigación y creación poética, adjudicándose en 2022 una Beca FONDART de Creación Literaria por su poemario “Grisalla”. Actualmente reside en España, liderando el conjunto Daniel Román Rodríguez Jazz Quartet, el cual debuta con su disco “Labio” (2022).

Ficha técnica

Artista: Daniel Román Rodríguez Jazz Quartet
Álbum: Labio
Año: 2022
Tracks: 7
Músicos: Daniel Román (guitarra eléctrica, guitarra traspuesta); César Filiú (saxofón); Fernando Lamadrid (bajo); Alaín Ladrón de Guevara (batería).
Grabación: Rodrigo Díaz, Matilda Estudios (España)
Mezcla y Master: Nicolás Ríos, Estudios Palo Quemado
Sello discográfico: Independiente
Arte de Disco: Mariana Muñoz

Labio contratapa

Darío Fernández Gajardo (1992), nació en Estocolmo, Suecia. Ha itinerado por diversas ciudades de la zona central y el sur de Chile, hasta instalarse en Valparaíso, donde actualmente vive. Es profesor de Lenguaje y estudió el Diplomado de Historia del Arte en la PUCV. En 2015, inició el programa radial “Palabras a Destiempo” (adestiemporadio.blogspot.com), dedicado a la investigación y difusión del jazz, la literatura y sus confluencias con las transformaciones políticas y sociales de los distintos territorios.

Te puede interesar